Le tract du collectif en espagnol

Publié le par soutien

Virgin, Virgin…¿Usted dijo Virgin?

 

…¡Qué va! ¡Lagardère !

 

Virgin es producto de las actividades de Richard Branson, “célebre empresario británico” que ganó un dineral en sectores tan diversos como son el transporte aéreo y ferroviario, las sodas y el deporte. En 2001, cedió una parte de sus almacenes, los de Francia en particular, al grupo Lagardère, el cual los incorporó a su filial “Hachette Distribution Services” (HDS), líder mundial de la distribución de prensa. Con todo, Lagardère sigue siendo uno de los principales productores y fabricantes de armas de nuestro país. Y, como la mayoría de sus colegas, ¡controla buena parte de los medios de comunicación de este mismo país! No muy limpio, ¿verdad? “No muy limpio”, eso es lo que se dicen hoy sus empleados, que se interrogan sobre la relación existente entre las actividades de distribución de productos culturales de ese “gran empresario” y las prácticas sociales establecidas en las empresas controladas por él.        

 

En Virgin Mégastore, por ejemplo, impera el sistema del palo y tente tieso: un empleado, representante del personal, fue echado a la calle con el visto bueno del Ministerio de Trabajo, por “acosar a su superior jerárquico” (¡tal como suena!); cuatro almaceneros (¡la totalidad del equipo !) fueron despedidos de forma arbitraria de la noche a la mañana; una cajera, víctima de discriminación desde hace varios años, no tuvo más remedio que emprender una huelga del hambre para que se reconociera el perjuicio sufrido por ella. 

 

Último episodio de la serie: en el almacén parisiense del boulevard Montmartre, Amandine, vendedora vídeo designada “consejera de los asalariados”, quien había asistido en varias ocasiones a sus colegas víctimas de las vejaciones del patrón, fue despedida, por motivos falaces y de forma ilegal, después de un asunto montado de pe a pa. Y eso en vísperas de las elecciones profesionales. Por cierto que está afiliada al sindicato Sud, el cual, a ojos del patrón, tiene sin duda alguna el inconveniente de ser un sindicato dispuesto al combate…

 

 ¡Exigimos la reintegración de Amandine

y la suspensión de todas las sanciones contra los representantes sindicales !

Se ha puesto el asunto en conocimiento de la inspección del trabajo y de los tribunales laborales, pero todos sabéis cuánto tiempo pueden durar los procedimientos. Por eso os pedimos manifestéis vuestra solidaridad de forma concreta. Y sabéis de sobra que los patronos sólo son sensibles a argumentos contantes y sonantes.

Podéis ayudarnos y ayudar a Amandine :

 

 

 

  • Aplazando vuestras compras en Virgin o haciéndolas en otras partes,
  • Firmando la petición o enviando por e-mail un mensaje de reprobación al director del almacén: cyril.marion@virginstores.fr, y una copia al sindicato: sudvirgin@yahoo.fr
  • Enviando un cheque de solidaridad a SUD Virgin, 37 rue de Bellefond 75009 Paris (mención “solidarité Amandine” en el dorso del cheque).

    El colectivo de solidaridad con Amandine

 

Concentración todos los viernes a las 6 de la tarde delante del Virgin Mégastore del 5 boulevard Montmartre Paris 2ème (M° Grands Boulevards). Sitio de apoyo: http://boycottvirgin.over-blog.com/

Publié dans Soutien

Commenter cet article